Tecnología

Cuál es el mejor tipo de alojamiento para tu web

Si quieres alojar una web, lo más importante es alojarla en un servidor que te garantice que la web va a estar siempre operativa.

Lo primero que verás a la hora de contratar un hosting para guardar la web, es que hay opciones gratuitas. Seguro que te preguntarás, ¿Por qué pagar si hay opciones gratis? La respuesta es sencilla. En primer lugar, un hosting gratuito no da una buena imagen a la web. En segundo lugar, no son muy fiables, lo que quiere decir que no vas a tener la seguridad de que la web funcione correctamente. Por este motivo, es mejor invertir una pequeña cantidad de dinero, pero a cambio tener la seguridad de que todo va a funcionar como esperamos. Personalmente recomiendo el hosting gratis para las personas que quieran investigar y probar si este mundo les gusta. Sí quieres hacer algo de calidad y profesional, no lo dudes y contratar un hosting de calidad.

Para ayudarte a encontrar el alojamiento web que más te interesa, paso a mostrarte las principales opciones entre las que puedes elegir.

Alojamiento web compartido

Es la opción más contratada por buena parte de las webs. Es una opción interesante si la web es pequeña o simplemente quieres crear un web informativo para mostrar información a los demás. A través de este sistema, debes saber que la web ocupa el mismo sitio que otras webs.

Las principales ventajas del alojamiento web compartido es el precio y la holgura del servidor. Normalmente suelen permitir buenas cantidades de tráfico, sobre todo si tienes la suerte de alojarte con webs que no consumen muchos recursos del servidor. Sin olvidar que la gran mayoría de empresas nos garantizan que la web estará disponible en el 99% del tiempo.

Eso sí, para disfrutar de un servicio, siempre tienes que contratar los servicios de un proveedor de calidad. Si el hosting no es bueno, la web tardará en cargar y en más de una ocasión estará caída.

Alojamiento web especializado

Es el alojamiento que se especializa en aplicaciones especiales como puede ser el ejemplo de WordPress entre otras opciones. Son alojamientos que se especializan, por lo que solo lo podrás usar con la aplicación adecuada. Lo más común suele encontrarlos con la aplicación WordPress, pero también es normal verlos con otras opciones como Magento, Presta shop, o Joomla entre otras.

La principal ventaja es que son muy fáciles de manejar, lo cual te reducirá mucho el tiempo de las instalaciones.

Ahora que ya conoces los diferentes alojamientos para la web o webs que quieres crear, es el momento de elegir que opción se adapta mejor a tus necesidades.

Alojamiento web VPS

Este tipo de alojamiento lo que hace es dividir el servidor en diferentes partes, para que cada cliente pueda tener su parte propia. Es decir, es como pequeñas máquinas que cada cliente puede gestionar por sí solo.

La principal ventaja del servidor virtual privado es que tienes un control total del servidor. Para que te hagas a la idea, podrás instalar cualquier sistema operativo o software. Siempre y cuando domines el tema. Y como todo el VPS será para ti, tendrás muchos más recursos a tu disposición, sin que nadie te los quite.

Pero no todo son ventajas. Por ejemplo, el precio es más elevado que el precio de los hostings compartidos y sobre todo es más complejo de gestionar. Si no dispones de conocimientos de gestión, tendrás que contratar a un profesional par que te lo gestione y le puedas sacar el máximo partido.

Cuál es el mejor tipo de alojamiento para tu web

Fuente de la imagen: https://www.adjenet.net/dedicados

Alojamiento web dedicado

Si tienes una web grande o de empresa y quieres que todo el servidor sea para ti, esta es la opción que debes contratar.

La principal ventaja de esta variedad de alojamiento es que todo el servidor será para ti. Todo lo que contrates lo tendrás a tú disposición, nadie te podrá quitar los recursos. Esto supone que podrás alojar páginas mucho más grandes, a la vez que podrás tener la seguridad de que el servidor aguantará sin problemas las visitas. Tiene una gran capacidad de tráfico.

El inconveniente de este sistema es su precio y como en el caso anterior, que tendrás que gestionarlo por ti mismo o contratar los servicios de alguien que lo sepa hacer.

Web cloud

Es un tipo de alojamiento que se está poniendo de moda. Para que te hagas a la idea, este sistema combina el alojamiento en la nube con el hosting tradicional. Es decir, lo hace mucho más completo. Como la información se reparte por diferentes hostings, no solo verás como la seguridad de la web aumenta, sino que siempre estará operativa. Si un hosting cae, otros harán el trabajo. Además, permite aumentar o reducir las características del hosting contratado, es decir, se adapta a las necesidades de la web. Es una muy buena opción si quieres estar siempre operativo y sobre todo tienes en mente crecer a medio y largo plazo.

Votos: 0. Valoración: 0/5