Consejos

Las 5 preguntas más típicas del Tribunal TFG y cómo contestarlas

Una vez ya has elaborado y preparado tu TFG, el único paso que te queda para terminar con esta asignatura y poder convertirte en graduado es defender tu proyecto ante el tribunal universitario. A continuación te contamos cuáles son las preguntas más típicas del Tribunal TFG, según los expertos, y te damos algunos consejos y recomendaciones para poder contestarlas con seguridad y con las mejores garantías de éxito.

1. ¿Por qué ha escogido ese tema para su TFG?

En primer lugar, una de las preguntas más típicas del Tribunal TFG pasa por consultarte acerca de qué motivos te han llevado a escoger un tema concreto para tu TFG. Se trata de una pregunta totalmente subjetiva a la que debes responder con un argumento que se encuentre bien estructurado. Si bien responder a la motivación que te ha llevado a elegir el tema de tu TFG puede parecer una pregunta complicada, realmente no lo es tanto si sigues unas sencillas pautas.

La respuesta más inmediata que les viene a todos los alumnos pasa por aludir a su interés personal a la cuestión central de su TFG, pero para impresionar al tribunal te recomendamos destacar también por qué es relevante el tema que has escogido para tu investigación, y reseñar que éste es el motivo por el que lo has escogido para tu trabajo.

Es decir, que no respondas a la pregunta aludiendo únicamente a tus intereses personales, sino que combines esta respuesta con la explicación de que consideras importante el investigar mucho más a fondo una cuestión en la que no se había profundizado en tu área de estudio.

Ten en cuenta que además, debes evitar errores como explicar que elegiste al azar el tema, o que era el único tema que quedaba disponible. Por supuesto, tampoco expongas que se trata de un tema fácil y no dispones de mucho tiempo.

2. ¿Cuáles son las limitaciones de su TFG?

Otra de las preguntas más típicas del Tribunal TFG pasa, como nos han explicado los expertos en asesoramiento a estudiantes para la realización de su Trabajo Final de Grado de https://tfgatiempo.com/, por consultarte acerca de las limitaciones de tu TFG. Es una pregunta con la que quieren sacarte los colores en la mayoría de casos. De esta manera, por mucho que te la planteen en tono empático, no debes caer en el error de valorar lo que más te ha costado ni que no tienes del todo claro el funcionamiento de alguna de las etapas del método científico o de las herramientas que has utilizado para tus mediciones. En lugar de ello, te recomendamos guardarte la sinceridad y no desvelar los puntos débiles de tu proyecto, porque esto podría generar dudas al tribunal.

Lo mejor que puedes hacer es destacar simplemente la necesidad de compatibilizar la elaboración del TFG con otras actividades académicas y personales, así como tu falta de experiencia, pero siempre sin profundizar en los puntos negativos de tu trabajo. No menciones nunca los aspectos de tu trabajo que te generen dudas ni destaques las debilidades de tu TFG, sino mejor céntrate en tus debilidades o en lo que podrías mejorar como estudiante.

3. ¿Qué aporta el trabajo a tu campo de estudio?

Si bien se trata de una pregunta que deberías responder en el mismo TFG, es probable que el Tribunal te la formule durante su defensa. De esta manera, céntrate en lo que es innovador en tu trabajo, en comparación con otros trabajos que ya hayan sido publicados. Destaca los aspectos más importantes y nuevos de tu TFG que te has esforzado en desarrollar, y céntrate en los diferentes puntos que has tenido en cuenta para alcanzar los objetivos que te habías propuesto, valorando cómo has ido respondiendo a las diferentes cuestiones o interrogantes planteados al principio. Un error muy común en este aspecto es quedarse en blanco, así que es importante evitarlo. Para ello, ten en cuenta que seguro que existen puntos importantes en tu trabajo que puedas destacar.

4. ¿Qué fuentes han marcado más su TFG?

Esta pregunta referencia la manera en que has encontrado a los diferentes autores citados en el marco teórico, así como a los criterios que has usado para escogerlos. En este punto tampoco debes dudar, ya que esto podría denotar nervios en la exposición. Si el tutor del TFG te ha ayudado a encontrar referencias y autores debes destacar su esfuerzo, ya que reconocer sus aportaciones siempre será un punto positivo para crear una buena impresión ante el tribunal.

5. ¿Quiere hacer alguna pregunta al tribunal?

Finalmente, el tribunal TFG también puede preguntarte si quieres hacer alguna pregunta. Si bien es la única respuesta a la que puedes responder con una negativa, lo cierto es que será más positivo que preguntes acerca de cómo podrías mejorar tu trabajo, o de cómo deberías enlazarlo con otro reto académico como el Máster.

No preguntes cosas sobre conceptos que tengan que ver con el tema investigado, ya que probablemente puedas poner en un brete a los miembros del tribunal, y esto no sería positivo para tu calificación final. Indica directamente que quieres conocer aportaciones para poder mejorar tu trabajo, así como también puedes consultar al tribunal acerca de si resultaría recomendable, según ellos, publicar tu TFG. Simplemente céntrate en buscar su ayuda sin ponerles en aprietos, sin hacer preguntas sobre contenidos o conceptos concretos.

Asimismo, si te ha costado entender alguna de las preguntas, te recomendamos solicitar que te las repitan. Sin duda las preguntas más comunes del tribunal TFG suelen ser siempre parecidas, porque básicamente sirven al tribunal para valorar que el estudiante tiene una base de estudio bastante buena relativa a la materia objeto de estudio.

Votos: 0. Valoración: 0/5
Compartir: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter